Logo

Pesca de Altura

Actividades deportivas relacionadas a la pesca de altura.

blog1

Pesca de Altura

Zarpamos de madrugada en busca de atún, a partir de las 8 millas soltamos las Rapalas buscando navegar sobre las isobatas sub-superficiales con características específicas de profundidad, temperatura y corrientes que hacen de este espacio un ecosistema ideal para la búsqueda de peces pelágicos como el tuno, el perico ó la Barracuda. Contamos con la tripulación mas experimentada de la zona, compuesta por Ingenieros Pesqueros, ex miembros de la Marina, Pilotos y Patrones de Yate del Enamm, así como capitanes expertos conocedores de la zona.

Pesca Costera

Zarparemos en el yate de NSPE con rumbo noreste, por la costa del litoral tumbesino. Ya con la nave en marcha, soltaremos los señuelos, especiales para pesca en la modalidad de “trolling”. Dichos señuelos navegarán deslizándose cincuenta (50) metros por detrás de la popa y aproximadamente a diez (10) metros de profundidad, aparentando ser una sardina, una caballa ó cualquier otro pez similar a las variada gama de presas del Mero Murique. Surcando enfiladeros rocosos, esperaremos pacientes el chillido ensordecedor del carrete, indicándonos la picada del Mero ó, en algunos casos, la “traba” en una roca de fondo. Mientras vamos apreciando diferentes especies de cetáceos, aves y peces, navegaremos por algunas millas hasta llegar a los arrecifes de Punta Sal, lugar que consta de montes rocosos submarinos donde converge abundante fauna. Anclaremos y mientras algunas optarán por la pesca de fondo, donde la idea es preparar un cebiche a bordo, otros optarán por disfrutar de un chapuzón en la mar ó, dependiendo de las condiciones marinas, practicar el snorkelling.

Pesca de Orilla

Después de 45 minutos y casi cien lanzamientos, y cuando la paciencia empezaba a darme la espalda, ¡ZAS!, sentí un poderoso jalón que hizo que la caña tomara una forma exageradamente curva.Logré ver al bicho saltar hacia el cielo revelando fugazmente su identidad. ¡Era un Robalo! Le reconocí por su característica “vena”negra que le delinea la mayor parte del cuerpo, la cuál se veía cada vez que saltaba, realizando una agresiva contorsión, aquel famoso cabeceo del Robalo, ese fuerte impulso por escapar y sobrevivir, esa lucha del pez por desaferrarse del anzuelo moviendo bruscamente la cabeza de un lado a otro ... Con mucho esfuerzo, finalmente logré sacar hasta la orilla aquel legendario pez norteño del cuál tanto había escuchado. ¡Mi primer Robalo! En aquel momento los aplausos de los curiosos que se habían acercado a ver tremendo espectáculo me regresaron de algún lugar lejano, donde sólo había existido yo, el animal y una ardua lucha en las orillas del mar de Punta Sal. Ahora me encontraba rodeado de gente, cámaras, felicitaciones Raúl, ¡qué buen bicho!, ¿Cómo lo pescaste? ¡Qué tal pescado!

blog-thumb1
blog-thumb2
blog-thumb3
blog-thumb4